jueves, 24 de marzo de 2011

Libia no es Irak. (Publicado en el Diario de Navarra)

En nuestro país se esta abriendo un debate sobre la intervención de nuestras Fuerzas Armadas en Libia. La cuestión es, ¿por qué se interviene? Hay quienes intentan desgastar más a ZP tachandolo de hipócrita, por eso de abanderar el no a la guerra de Ir quines ak y sí participar en la operación, conocida como "amanecer de la Odisea". Sin embargo son dos casos muy diferentes.

En primer lugar porque en Libia, en virtud de lo establecido en los artículos 7 y 8 del Estatuto de la Corte Penal Internacional, se están cometiendo crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra, ya que se está atacando a personas civiles de una forma generalizada. Es por ello que nuestro país junto con el resto de la Comunidad Internacional debe actuar. Y cuando hago referencia a civiles, no me refiero a los rebeldes. Hay que recordar que ayer las fuerza pro-Gadafi asesinaron este mismo lunes a cinco civiles en Misarta, entre ellos cuatro niños. Hay que recordar también que el Alto Comisario de la ONU para los Derechos Humanos ha denunciado que entre 50 y 100 personas se encuentran desaparecidas en Baréin "como consecuencia de la represión de las protestas en este país".

Como resultado de lo arriba descrito, el Consejo de Seguridad de la ONU ha dictado la resolución 1973 (2011), que tiene por objeto poner fin a dichos ataques contra civiles. Esta resolución condena "la violación grave y sistemática de los derechos humanos y del derecho internacional" por parte de las autoridades de Libia y "autoriza a los Estados Miembros a intervenir". Es decir, en este caso se actúa con total respeto al Derecho Internacional, cosa que no ocurrió en la Guerra de Irak en 2003, donde la invasión nació de la foto de las Azores. Es más, en el caso que nos ocupa en la actualidad, es la propia resolución de la ONU la que decreta un "espacio de exclusión aérea" y la que también solicita a las Fuerzas Internacionales que "a fin de garantizar la estricta aplicación del embargo de armas establecido en la resolución 1970 (2011), inspeccionen en su territorio, incluidos los puertos y aeropuertos, y en altamar, los buques y aeronaves con origen o destino en Libia". Asimismo, el apartado 16 de la Resolución "deplora que sigan llegando mercenarios a Libia y exhorta a todos los Estados Miembros a que cumplan estrictamente las obligaciones que les incumben con arreglo a la Resolución 1970 (2011) para impedir el suministro de personal mercenario armado a Libia".

Además, cabe destacar que el punto 4 de la Resolución del Consejo de Seguridad de la ONU excluye de la intervención militar "cualquier tipo de ocupación extranjera de cualquier parte del territorio de Libia". Es decir se prohibe un despliegue de tropas terrestres en suelo libio.

Por tanto, entre Irak y Libia existen muchas diferencias, porque en Irak no hubo resolución de la ONU que autorizase una intervención militar, porque en Irak el objetivo no era proteger a la población civil, porque en la intervención en Libia esta apoyada por la Liga Árabe.

No cabe duda por tanto, de que la intervención en Libia esta justificada y totalmente ajustada a Derecho. Otra cuestión es cómo se debe dar esta intervención y con que límites. Porque no olvidemos que el papel de la Comunidad Internacional es el de proteger a la población civil, y por ello en un hipotético caso de que Gadafi realice un verdadero alto al fuego, la intervención tocara su fin.

Por último, me parece importante destacar que Libia no es el único país donde se debe intervenir, porque hay en otros países donde también se están cometiendo barbaridades contra civiles, por ejemplo Yemen.

2 comentarios:

Jon dijo...

Pero la derecha aún no se ha enterado de las cosas que pasan en este país ni en el mundo.
Enhorabuena por el escrito.

Javier Álvarez dijo...

No se quiere enterar, que es diferente!!!