jueves, 7 de abril de 2011

¿CoPPago? No, gracias


Hoy es el día Mundial de la Salud y quiero hacer una reflexión sobre el copago. Sin duda es un tema de actualidad, en marzo el presidente de Navarra, Miguel Sanz, se refería a él y se mostraba dispuesto a que en nuestra tierra se estableciese este sistema. Por su parte el presidente de Murcia hace pocos días hizo una apuesta inequívoca por el copago. De estos dos partidos no me extraña una medida de tal calaña, de quien sí me sorprendió fue de UPyD, un partido que se hace llamar "progresista". Con un candidato de este partido al Parlamento Foral, Diego Paños, he tenido un interesante debate en twitter.

Parece ser que el PP no esta satisfecho con el sistema sanitario universal y gratuito que tenemos en nuestro país. Con la boca pequeña, dicen apostar por la Sanidad Pública, una apuesta que sólo consiste en propaganda política que no hace sino confundir a la ciudadanía (no hay más que ver la Comunidad de Madrid). ¿Qué es por lo que esta apostando verdaderamente la derecha en nuestro país? El PP está realizando un progresivo y continuo desmantelamiento de la Sanidad Pública, e imponiendo una privatización encubierta. 

No hay más que ver cómo en Madrid o Valencia los gobiernos del PP han puesto en marcha procesos de privatización que abarcan la introducción de mecanismos puros de mercado, el aumento de las subcontrataciones y las externalizaciones, o directamente hacen una apuesta decidida con propuestas como el copago sanitario (la verdad es que hay que felicitarles por dar la cara y decirlo de una vez).

Tenemos que decir alto y claro que NO al copago. El debate del copago es totalmente falaz, nace de la derecha, que dice que es necesario para salvar la Sanidad Pública. Pero como digo es falaz, pues el debate está planteado sobre bases falsas, es un sistema claramente injusto, insolidario y no es equitativo. 

Esta medida demuestra el poco interés, de quien lo defiende, del bienestar de toda la sociedad, preocupándose sólo por aquellos que tienen un elevado poder adquisitivo, puesto que si se implantase, sería mucha la gente que dejaría de tener acceso a la sanidad. Nos intentan convencer con una excusa barata, el incremento de la deuda de la sanidad pública debido a su gratuidad (gratuidad que no es tal porque todos contribuimos con nuestros impuestos a mantener el Estado del Bienestar). 

En definitiva, quienes respaldan este sistema, están demostrando sus profundos principios ideológicos: puro neoconservadurismo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

UPyD no apoya el copago.

Javier Álvarez dijo...

Diselo a Diego Paños...